Inicio » noticias » Diputada Hernando lamentó fallo de Apelaciones que podría costarle $4 mil millones al SSA por la construcción del Nuevo Hospital de Calama

Diputada Hernando lamentó fallo de Apelaciones que podría costarle $4 mil millones al SSA por la construcción del Nuevo Hospital de Calama

Diputada Hernando lamentó fallo de Apelaciones que podría costarle $4 mil millones al SSA por la construcción del Nuevo Hospital de Calama

descarga-300x45

La parlamentaria, quien en su momento abordó el tema en la Comisión Investigadora de Inversión Hospitalaria de la Cámara Baja, recordó que el establecimiento costará más del triple de lo presupuestado originalmente, luego de las irregularidades acaecidas bajo el gobierno de Sebastián Piñera. Más de 120 mil millones de pesos terminarán costando las obras.

Fue luego de conocer el fallo de la Corte de Apelaciones de Antofagasta contra el Servicio de Salud (SSA), por el término unilateral y anticipado de su contrato con el consorcio Comsa Pilasi, que la diputada Marcela Hernando (PR) lamentó la determinación legal del tribunal de alzada, demanda que podría significar un desembolso adicional de $4 mil millones para el proceso de construcción del Nuevo Hospital de Calama. La legisladora responsabilizó directamente al subsecretario de Redes Asistenciales y al ministro de Salud de la época, Luis Castillo y Jaime Mañalich, respectivamente, tras rescindir el contrato con la empresa.

“Esta demanda obviamente va a tener que ser asumida por la actual administración; es obvio que van a tener que apelar a la Corte Suprema. Espero, por el servicio, que le vaya bien, pero los fallos hay que obedecerlos, hay que acatarlos y por lo tanto esta indemnización es un costo más que todos deberíamos agregarle a lo que ha significado esta mega obra, que si bien es un hospital de primer nivel el que vamos a inaugurar prontamente, sin embargo, también tenemos que decir que finalmente terminó pagándose tres veces lo que costaba, precisamente por estas imprecisiones, irregularidades o faltas de rigurosidad de la anterior administración”, pormenorizó la legisladora.

Irregularidades

Fue en su participación como miembro de la Comisión Investigadora de Inversión en Infraestructura Hospitalaria de la Cámara de Diputados que Hernando conoció informes revelados por el abogado del SSA, Marcos Bastías, los que definían un patrón de irregularidades que tuvieron su origen en el año 2012, en la Subsecretaría de Redes Asistenciales, lo que a juicio de la congresista podría ser constitutivo de malversación de fondos públicos.

Fiscalización

La médico cirujano detalló que luego de que el gobierno terminara el contrato con la empresa Comsa-Pilasi (2013), que dejó el Hospital de Calama abandonado por más de dos años, Contraloría identificó pagos en exceso por partidas sin ejecutar, lo que significó que el SSA recurrió a recursos que no correspondían a esos ítems. Lo anterior llevó a que en enero de 2017 la parlamentaria remitiera un oficio al órgano contralor denotando su preocupación por la tardanza del sumario instruido por la institución para determinar responsabilidades administrativas en el proceso de construcción del recinto.

“Quiero recordar que nosotros criticamos en el momento el que faltando, entre comillas, un 10% de la obra el ministerio no hubiese intervenido de otra manera que la que lo hizo, paralizando la obra y dejándola allí congelada y bastante amarrado de manos al Servicio de Salud, que tuvo que recurrir a varios procedimientos para poder licitar nuevamente y poder sacar adelante el proyecto”, detalló la diputada.

Costos

En diciembre de 2015, se retomaron las obras para terminar el nuevo hospital. La obra, que en un principio se proyectó a un costo de $31 mil millones demandó durante el periodo 2015-2016 pagos adicionales de $36 mil millones bordeando avances del 70%. El total supera hoy los $120 mil millones. De estos recursos más del 80% obedece a obras civiles, mientras que lo restante corresponde a equipamiento para el edificio.
La fecha de término de los trabajos estaba fijada inicialmente para 2013. El retraso, además, ha obligado a adoptar medidas de alto costo para paliar el déficit de infraestructura: el arriendo de una clínica a $80 millones mensuales para responder a la demanda de la comunidad.


Noticias Relacionadas